ROBOTIZACIÓN ¿COMPAÑEROS O SUSTITUTOS?

ESTO NO ES CIENCIA FICCIÓN

Seguro que más de una vez has utilizado las llamadas ‘cajas rápidas’ de los supermercados donde eres tú mismo quien te ‘cobras’, ¿Verdad que no es la primera vez que sacas una entrada de cine o un billete de tren a través de una máquina?, cuando realizas un viaje por autopista… ¿Utilizas el método convencional o ya cuentas con telepeaje? ¿Cuánto tiempo hace que no acudes a tu oficina bancaria? Con unas pocas preguntas, nos damos cuenta de que la relación que mantenemos con el entorno, así como nuestro modo de vida han cambiado mucho durante estos últimos años. El mercado laboral, no es una excepción.

Parece evidente que esto no se detendrá aquí, ni mucho menos, más bien al contrario. Últimamente no te sorprenderá encontrar casi a diario noticias sobre coches autónomos, sistemas de reconocimiento de voz, robots que reconocen emociones o maquinas que diagnostican enfermedades. Aunque parezca ciencia ficción, no lo es. Hablamos del presente y no del futuro.

Por todo ello, podemos asegurar que esta ‘nueva revolución 4.0’ afectará en mayor o menor medida nuestro trabajo tal y como lo conocemos. Según un estudio realizado por los docentes de Oxford, Michael Osborne y Benedikt Frey, existe el riesgo de que la Inteligencia artificial repercuta, en aproximadamente el 47% de los puestos de trabajo solo en EE.UU. en un futuro no muy lejano.

Es un hecho que esta automatización no solo afectará a territorio norteamericano, sino que se expandirá de forma global. Como curiosidad te dejamos el enlace a Will Robots Take my Job? página web creada por Mubashar Iqbal y diseñada por Dimitar Raykov, que, a raíz del estudio anterior, decidieron mostrar el ‘riesgo de automatización’ que corre tu puesto de trabajo.

Dando por sentado que la gran mayoría de empleos se verán afectados, la gran pregunta es ¿Cómo afectará a mí trabajo?

¿CÓMO AFECTARÁ AL EMPLEO?

Es inevitable pensar que varios puestos de trabajo serán ‘destruidos’, sobre todo los eminentemente físicos ‘sencillos’ y repetitivos. Pero, por otra parte, también parece evidente que se incrementará exponencialmente la productividad y se generarán nuevos puestos de trabajo asociados a las nuevas funcionalidades del ‘nuevo’ modelo laboral. Por ejemplo, a la construcción, programación o mantenimiento de las propias máquinas. Es por todo ello, que parece imposible determinar si esta automatización será más beneficiosa o más perjudicial para el empleo.

En este momento lo que sí podemos, es prever el ‘ciclo’ seguirá la automatización. Actualmente la mayor repercusión se da sobre los procesos más rutinarios y ‘sencillos’ donde el aporte principal de las máquinas es ejecutar tareas ‘sencillas’ y recabar datos. El siguiente paso natural integraría tecnologías como la realidad aumentada y la realidad virtual, donde se producirá un mayor intercambio y análisis de información. Finalmente, todo derivará en el llamado ‘machine learning’ o aprendizaje de las máquinas, que posibilitará que estas sean capaces de interpretar de una forma ‘racional’ la información y resolver problemas en tiempo real.

Según el estudio Will robots steal our Jobs?’ De la consultora PwC (elaborado a través del análisis del mercado laboral de 27 países) el impacto en nuestro país no será significativo hasta después del año 2030. A partir de aquí aproximadamente el 34% de los empleos españoles se vería afectado de una forma u otra por la automatización.

¿ES TODO NEGATIVO?

En Leasba nos servimos a diario de la tecnología tanto para facilitar nuestro trabajo como el de nuestros clientes, y estamos convencidos de lo contrario. Si este impacto tecnológico en el trabajo se afronta y canaliza de la forma adecuada, no solo no supondrá un impacto negativo, sino que fomentará una nueva forma de empleo que supondrá una evolución del modelo actual, aumentando la productividad y ahorrando una gran cantidad de tiempo. Como ya sucediese en la Revolución Industrial, el incremento de la productividad generó muchos más puestos de trabajo que los que ‘destruyó’ en sus inicios.

Todos trabajos están compuestos de una serie de tareas conjuntas, es aquí donde entraría en juego la tecnología, facilitando o directamente eliminando las tareas más simples, dejando una mayor libertad al trabajador, que podría suponer un mejor desarrollo de su actividad. La conclusión que podemos extraer de lo dicho anteriormente es que esta ‘robotización’ nos permitirá automatizar los procesos rutinarios, posibilitando, no solo reducir la jornada laboral, sino focalizar los esfuerzos en tareas más profundas e innovadoras.

Lo que está por venir, se podría asemejar en cierta forma a la Revolución Industrial, donde las jornadas laborales previas a tal revolución se alargaban hasta las 60 horas. Con la mejora industrial estas jornadas se redujeron a 40 horas debido a la eliminación de tareas físicas. Lo que plantea esta ‘revolución 4.0’ es un escenario similar, pero dando un paso más allá. Es decir, no sólo se podrían eliminar definitivamente las tareas más físicas, sino que aparece la posibilidad de eliminar las tareas intelectuales más ‘sencillas’.

El resultado más excitante de este nuevo panorama, en el que la Inteligencia Artificial avance exponencialmente, es el ahorro de tiempo que nos puede suponer. Y es que, si se consigue una mayor automatización de los procesos y se elimina el trabajo más “sencillo” se traduciría en un flujo de trabajo más productivo y menos “exigente” en cuanto a la necesidad de tiempo. Las estimaciones más optimistas pronostican que se podría establecer una semana laboral de tan solo 3 días.

¿Y SI TU SEMANA LABORAL FUESE DE SOLO… 3 DÍAS?

Un fin de semana de cuatro días suena, cuanto menos apetecible, para muchos de nosotros, pero por otra parte, nos puede inspirar cierto temor… ¿Está nuestra cultura preparada para este posible escenario futuro?

En la cultura contemporánea, la premisa de “quien trabaja más duro y más horas, progresará” es una realidad socialmente aceptada y prácticamente una obligación para quien busca encontrar el éxito en el mundo laboral. Esto no deja de ser cierto, pero hasta cierto punto, ya que el hecho de trabajar más no significa trabajar mejor. En muchas ocasiones puede ser, al contrario, ya que trabajar multitud de horas priorizando el tiempo invertido en lugar del “avance” real se traduce inevitablemente en un estancamiento, ya que los trabajadores no tienen ni el tiempo, ni la energía suficiente para acometer los esfuerzos necesarios que realmente implicarían un cambio cualitativo en su trabajo.

En la teórica automatización futura, el ahorro de tiempo no es el único beneficio. Otra de las posibilidades que aportaría la entrada definitiva de la IA y la robotización en el mundo laboral, sería, según algunos expertos de Silicon Valley, la posibilidad de establecer una ‘renta básica universal’ sustentada con los beneficios económicos producidos por el gran aumento productivo asociado a la actuación de esta nueva automatización. Aunque esta posibilidad se antoja, cuanto menos, complicada.

¿Se imagina recibir un salario adicional ‘a costa’ del trabajo de las máquinas? ¿Disfrutaremos de una semana laboral de 3 días gracias a las máquinas? ¿Serán ellas las que nos quitarán el trabajo? Solo el tiempo puede responder estas cuestiones. Nosotros lo único que podemos ofrecerte, que no es poco, son nuestras soluciones tecnológicas actuales, con las que, probablemente no reducirás tu semana laboral a 3 días, pero con las que seguro ahorrarás un tiempo valioso e incrementarás la eficiencia de tus procesos productivos.

 
C/ Julia Morros, 1, Of. 109 – 115 · León (24009) C/ Ayala 14, 1ª Planta (Esquina Serrano) · Madrid (28001)
Pagina web: www.leasba.com Teléfonos:987 263 832
E-mail: leasba@leasba.com987 263 047
 

"Trackback" Enlace desde tu web.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para permitir el acceso y mejorar nuestros servicios, y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Leasba