Cambio de vida, cambio de hábitos, adopción de herramientas: ¿Teletrabajamos?

Hace muy poco hablábamos en nuestro blog de cómo la Transformación Digital de la sociedad y el uso de la innovación tecnológica ha transformado y seguirá haciéndolo todas nuestras vidas, dando a conocer conceptos como Modern Workplace, donde pilares como colaboración, flexibilidad y seguridad son fundamentales.

Pues bien, nuestras vidas han cambiado por completo y el culpable ha sido algo muy diminuto. Nos ha obligado a todos a tomar muy buena nota de estos pilares fundamentales y a realizar una digitalización y, en muchos casos, una transformación digital exprés.

Como buenos españoles una gran mayoría de personas y empresas se habían hecho remolones con estos conceptos. Conceptos que ya desde hace muchos meses, incluso años, llevan martilleando nuestros oídos y nuestra vida para que preparásemos ese cambio.

En apenas dos meses se han disparado los puestos de teletrabajo. En algún caso, a regañadientes y contemplando esta alternativa con cierta incertidumbre y, en la mayoría de los casos, conociendo y palpando las ventajas de esta modalidad de trabajo:

  • Evitamos costes de desplazamientos a la oficina, gestionando mejor el tiempo de trabajo.
  • Mayor ahorro económico. Gastos de comidas y desplazamiento que normalmente realizamos durante nuestra jornada laboral.
  • Permite una mayor conciliación laboral al permitir ajustarnos los horarios peronal y profesional, algo que redunda también en una mayor motivación para trabajar.
  • La productividad del trabajador aumenta. Algunos estudios indican que puede aumentar por encima del 25%.
  • Mayor implicación por parte de los empleados.
  • En muchos casos, la comunicación entre equipos de trabajo aumenta considerablemente.

Pero también tiene algunas desventajas, tanto para las empresas como para el trabajador:

  • Existe una falta de regulación actualmente.
  • El control horario es más bien escaso.
  • Pérdida de confidencialidad si no establecemos políticas seguras.
  • La inversión inicial en equipos, herramientas y formación.
  • Aislamiento del trabajador. En algún momento puede sentirse solo yy no ser sensible a la colaboración en equipo.
  • La organización y gestión de la empresa pueden cambiar.

El teletrabajo ¿ha llegado para quedarse? El teletrabajo ya llevaba mucho tiempo aquí. Sin embargo, los cambios sociales derivados de alarmas como la que padecemos actualmente van a hacer que se incremente exponencialmente y, en muchos casos, las empresas adopten esta solución definitivamente porque les aporte ventajas que antes no veían tan claras.

Pero no todo el mundo puede teletrabajar. En muchos casos los trabajos han de ser presenciales. Y otros muchos adoptarán ambas medidas.

Si vuestro caso es teletrabajar debéis considerar una serie de medidas:

  • Aunque estés en tu casa estás trabajando. Debes tomártelo en serio.
  • Debes adoptar unos horarios, exactamente igual que cuando tu trabajo estaba en tu oficina y establecer un espacio donde solo trabajes.
  • Evidentemente es obvio decir que, si estás trabajando, aunque estés en casa, el pijama no es tu atuendo habitual de trabajo. Debes estar exactamente igual que cuando estabas en tu puesto, ya que probablemente realices también videoconferencias, donde verás y te verán otras personas. Debes mantener una compostura.
  • Haz pausas para comer, hacer ejercicio, etc. Todo lo posible para no volverte sedentario.
  • El contacto con los compañeros de trabajo es vital y además evita el aislamiento y mejora la comunicación.

Por supuesto, rodéate de las mejores herramientas para trabajar.

Un mínimo equipo (portátil o sobremesa), webcam para poder tener reuniones de trabajo, un buen audio (auriculares recomendables), adopción de medidas de seguridad y buenas herramientas de gestión colaborativas.

La seguridad es clave en toda esta andadura. Piensa que los datos de la empresa o tus datos van a estar saliendo fuera del espacio habitual. Lo ideal sería tener en casa los mismos equipos con los que trabajabas en la oficina, ya que probablemente dispongan de políticas de seguridad instaladas. Pero si no fuera este el caso, instala un buen antivirus, recomendable configurar una VPN (Red Privada Virtual), donde el acceso está protegido, la conexión está previsiblemente cifrada y el trabajador tiene el mismo acceso que si estuviera presencialmente en sus oficinas.

Por supuesto, existen muchas herramientas colaborativas para poder teletrabajar con éxito.

Nuestra recomendación, los paquetes de Microsoft 365 y el uso de Microsoft Teams. Este es una plataforma de comunicación empresarial que reúne las mejores capacidades de office, basado en la colaboración y comunicación:

  • Chatear desde cualquier lugar, individualmente o en grupo.
  • Realizar reuniones mediante videoconferencia, independientemente del número de personas y de cuántos lugares se encuentren.
  • Llamar desde cualquier lugar, con sistema telefónico, incluso con planes de llamadas.
  • Consultar, compartir y editar documentos de Word, presentaciones de PowerPoint y archivos de Excel en tiempo real.
  • Y actualmente dispones de ofertas gratis por tiempo limitado.

Ya sabes. Súbete al carro de la transformación digital y adopta el Modern Workplace como herramienta inspiradora para trabajar.

Y puedes hacerlo comenzando por buscar partner más adecuado. Y Leasba Consulting, como Partner Silver de Microsoft está en disponibilidad de ayudarte en todo cuanto necesites para realizar la implantación en tu empresa.

Síguenos en Linkedln para estar al tanto de las últimas novedades en tecnología y derecho tecnológico.

También publicada en Medium.

Etiquetas: , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once + 13 =

¿Tienes un proyecto en mente? Cuéntanoslo

Transformamos tus preocupaciones en nuevas oportunidades

Contacto
close slider
Contacta con nosotros
Llámanos: 987 263 832
  912 901 265